Memorias de un hombre en pijama, de Paco Roca

Memorias de un hombre en pijamaA estas alturas, hablar sobre quién es Paco Roca y porqué es relevante entre los dibujantes españoles no tiene demasiado sentido. Para los despistados, os remito a las anteriores entradas en las que ya he hablado de él. Para el resto, paso directamente a comentar su último libro: Memorias de un hombre en pijama, publicado, como viene siendo costumbre, por Astiberri.

Memorias de un hombre en pijama es la recopilación de las tiras cómicas de cariz costumbrista-autobiográfico que se publicaron semanalmente durante más de un año en el periódico valenciano Las Provincias (como detalle curioso, el periódico aparece en la portada, encima de la mesa). Al tener que afrontar una publicación semanal, Paco Roca decidió basarse en lo que conocía: su cotidianidad. Es por ello que nos encontramos sin duda alguna ante su trabajo más personal hasta la fecha.

El personaje principal es, por supuesto, el propio Paco Roca, retratado como un cuarentón peterpanesco que ha conseguido cumplir su sueño de la infancia: poder quedarse todo el día en pijama en casa. ¿Cómo? Sencillamente porque por su trabajo como dibujante, se pasa el día en su estudio. Pero se da cuenta de que ya a sus cuarenta años, es todo un adulto y que debe comportarse como tal y empezar a apartar al niño que habita en su interior.

Su personaje es inocente y bondadoso. Nos cuenta su visión del mundo con un sentido del humor e irónico, pero nunca ácido. Tiene un aire soñador, del que no acaba de tocar el suelo con los pies. Un poco como Felipito (Mafalda), sólo que con unos años más. El autor se dedica a observar la realidad cotidiana desde una mirada ingenua, como la de aquel que quiere ser gamberro pero no le sale. Esta mirada se refuerza en el dibujo del personaje: vemos como Paco Roca tiene los ojos considerablemente más grandes que el resto de personajes (mientras que para los demás son dos puntos, para él son dos pelotas de ping-pong) esto refuerza el carácter curioso e inocente del personaje. Vemos, a través de estos ojos un alma cándida. En lugar de ácido, Paco Roca usa el sentido común como arma. Y así es como conocemos a su pareja, sus amigos y sus familiares, a los que pone como nombre los signos de zodiaco. Los temas son diversos: el amor y el desamor, el trabajo, el estrés, el gimnasio, la crisis de madurez, las manías y las diferencias en la forma de ver la vida. No hacen falta grandes extravagancias: la vida cotidiana está llena de anécdotas dignas de ser plasmadas.

El cómic invita más a la sonrisa que a la carcajada. Nos reímos sanamente de nosotros y del mundo. Paco Roca es un atento observador de lo que le rodea y de sí mismo.  Con este cómic, se nos abre y nos permite conocer sus virtudes y sus defectos, tal y como él mismo los ve. A pesar de la sencillez, el cómic goza de una gran calidad. Estamos ante un cómic amable y sencillo que, sin pretensiones, consigue hacernos pasar un buen rato.

 Como noticia, quiero añadir que a finales del mes que viene, se publicará una nueva obra de Paco Roca: Los surcos del azar.

 

Entradas relacionadas:

Paco Roca. Dibujante ambulante

El invierno del dibujante, de Paco Roca

El Faro, de Paco Roca

Anuncios

3 comentarios sobre “Memorias de un hombre en pijama, de Paco Roca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s