10 razones por las que los libros electrónicos no triunfan tan rápido como se esperaba

small__6201381800Cada vez son más los lectores que se pasan al formato electrónico. La falta de espacio en nuestros hogares, la ligereza y el precio más económico del libro electrónico son sin duda los argumentos a favor del cambio. Sin embargo, aún muchos prefieren el formato papel por diversos motivos. Según el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros de 2012 de la Federación de Gremios de Editores de España (aún no han publicado el de 2013), el número de lectores de ebooks ya alcanza el 11,7% de los españoles mayores de 14 años y el 13,1% de los menores entre 10 y 13 años. El número de lectores en soporte digital (incluyendo todo tipo de lectura: libros, revistas, periódicos, foros,…) supera la mitad de la población española mayor de 14 años (58%). Este porcentaje se ha incrementado en 5,3 puntos con respecto a 2011. Desde 2010, el porcentaje se ha incrementado en 6,4 puntos.

Si bien la tendencia es de crecimiento, lo hace a un ritmo menor al esperado, por lo que vemos que el formato papel no está en decadencia, como algunos se empeñan en afirmar. Y es que el libro digital tiene que superar algunos obstáculos antes de convencer de forma definitiva a los lectores. A continuación vamos a analizar algunos de estos obstáculos:

1La excusa o el motivo más manido es aquél del romanticismo del libro en papel. El olor del libro, la textura de las tapas, el tacto de las hojas es algo a lo que muchos defensores del papel no están dispuestos a renunciar.

2

Nos pongamos como nos pongamos, escribir, subrayar, añadir notas y puntos de libro es mucho más cómodo y fácil en formato papel. Esto es innegable. Por mucho que los eraders estén mejorando en este aspecto, no resulta igual de útil y sencillo.

3

Este punto está muy relacionado con el anterior: el libro en papel es mucho más cómodo cuando estás trabajando un libro. Si tienes que ir hacia adelante y hacia atrás continuamente, buscar citas, párrafos concretos, etc., es mucho más rápido y cómo el libro en papel. Además, un ereader tarda un tiempo en encenderse y en abrir el libro mientras que abrir y comenzar a leer un libro en formato papel es una acción instantánea. Aunque también es cierto que hay que buscarlo en la estantería, mientras que en un ereader están todos juntitos y ordenados.

4

Aunque los libros digitales son más baratos, a menudo la diferencia no es tan alta, sobre todo respecto a la edición de bolsillo. Dado que, por un lado, en formato digital nos ahorramos la impresión y la distribución y, por otro lado, no tenemos la sensación de estar comprando un objeto, nos sentimos estafados cuando pagamos más de 3 o 4€ por un ebook.

5

El desconocimiento y el correspondiente miedo a las nuevas tecnologías por parte de ciertos sectores de la sociedad frenan la expansión de los ebooks. Además, comprar por internet asusta a muchas personas (cada vez menos, pero aún las hay) temerosas de ser estafadas o robadas, por lo que a menudo dependen de hijos o nietos para comprar ebooks. En cambio estas personas se sienten seguras e independientes comprando en librerías.

6Si no eres lector asiduo y tan solo lees dos o tres libros por año no sale a cuenta gastar dinero en un lector electrónico. El gasto solo se amortiza si lees con regularidad, en caso contrario, y teniendo en cuenta lo rápido que evolucionan, tu lector quedará obsoleto antes de que lo hayas podido aprovechar de verdad.

7Aunque (afortunadamente) la batería de los ereaders es de muy larga duración, en algún momento se termina. Puede parecer una tontería, pero un despiste te puede dejar sin libro hasta llegar a casa, cosa que no te pasará con un libro en formato papel. 

8Otro problema para los románticos: se pierde la gracia de ir a una librería, pasearte por las estanterías y dejarte sorprender por un título que desconocías y que te llama la atención de forma inesperada. ¿Cuántas veces hemos entrado en una librería y hemos tenido un flechazo? ¿Cuántos libros maravillosos hemos descubierto así? Esto sí que por internet no es lo mismo…

9Otro motivo es que un libro electrónico no es bonito para regalar. No le puedes poner un lazo y dárselo a alguien, se lo tienes que entregar por email, en un pen-drive o un CD y eso no nos acaba de convencer. Una grandísima parte de los libros que se compran es para regalar, así que los ebooks pierden una gran oferta de mercado por ello.

10Si eres fan de un autor y quieres su autógrafo en el libro no podrás tenerlo en un libro electrónico.

Hay muchas razones por las que los usuarios no se han dejado convencer por los ereaders y los ebooks. Apuesto fuertemente por los ebooks porque son más baratos, ocupan menos espacio y tienen muchas posibilidades para explorar. Yo personalmente los uso mucho porque si no tendría que comprarme una casa sólo para almacenar libros. Pero es cierto que me gusta el libro en papel y que, en ocasiones, tras leer un libro en formato electrónico, si me ha gustado mucho lo compro en papel por coleccionismo.

Y tú, ¿compras libros electrónicos? ¿Qué formato prefieres? ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene cada formato?

Anuncios

12 comentarios sobre “10 razones por las que los libros electrónicos no triunfan tan rápido como se esperaba

  1. Yo era contraria, pero me han regalado un kindle y la verdad… es muy práctico. Lo puedo llevar en el bolso, y tener más de un libro a la vez (si te acabas uno a la ida, puedes leer otro a la vuelta). Además, en cuanto a lo de poner notas, yo soy bastante contraria a escribir y anotar en los libros de papel, siempre acabo con post-its, así que el electrónico me va de lujo para esto. Y con todos los trozos subrayados recopilados! A pesar de que la experiencia de hojear un libro no es comparable… al final la practicidad acaba imponiéndose.

    Me gusta

  2. Aunque no soy muy mayor, en mi caso el cambio a e-reader fue por necesidad. Empezaron a dolerme mucho las manos al manejar los libros en papel. También me encanta la posibilidad de cambiar las fuentes de letra y el tamaño, ya que últimamente los libros de bolsillo (que compraba por ser económicos) venían con unas letras diminutas. Ahora se lo recomiendo a todo el mundo.

    Me gusta

    1. Estoy convencida de que el libro digital viene para suplir al objeto de bolsillo. En ningún caso al libro bonito, el libro-objeto o a la tapa dura. También me parece ideal para adaptar el tamaño para aquellas personas (jóvenes o no tan jóvenes) con dificultades de visión.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s