El lector editorial

rata de bibliotecaDesde hace algunos meses estoy colaborando con algunos editores como lectora profesional. Cada vez que se lo digo a alguien, me mira con sorpresa y pregunta: “¿Qué es lo que hace un lector profesional? “.

Pues bien, un lector profesional se dedica a leer los manuscritos originales que llegan a las editoriales y realizar un informe que permita decidir al editor si se lee el manuscrito o lo descarta directamente. En el informe especifica las características externas del texto: título, autor (si lo sabe, en mi caso, yo no lo sé), cantidad de páginas, género, público al que va dirigido, etc. Luego hace un resumen del texto, que tiene que ser lo suficientemente explícito para que el editor entienda qué ocurre en el libro, pero a la vez debe ser breve. El resumen va seguido de una valoración literaria (temas, estructura, incoherencias, estilo, originalidad, personajes,…) y una valoración comercial (si va acorde con la línea de la editorial, si hay libros similares en el mercado, …). Normalmente la editorial da una plantilla al lector para que sepa en qué debe fijarse, pero también hay otras que dan más libertad. El informe de lectura es un documento que analiza un texto susceptible de ser publicado. Tiene carácter interno, por lo que el autor no suele llegar a leer el informe.

Dada la gran cantidad de manuscritos que reciben las editoriales, el lector editorial resulta imprescindible para establecer un primer filtro y aligerar el trabajo del editor. Yo hice un curso en Cálamo y Cran, pero ciertamente para ser lector profesional lo único que se te pide es que lo lleves dentro. Aunque si tienes estudios de filología, humanidades o periodismo, mejor. Tienes que haber leído mucho y tener una gran afición por los libros. Lo principal es tener sentido común y haber leído cantidades ingentes de libros.

El lector no decide lo que se publica, éste es el trabajo del editor. Sin embargo, el lector decide a menudo lo que no se publica. Un lector editorial cobra muy poco (no puede vivir de ello únicamente), gana enemigos y dioptrías y trabaja en el anonimato. Esto último, de hecho, es mejor así. En caso contrario tendríamos que lidiar con los autores de los manuscritos rechazados y no creo que fuera agradable. La verdad es que aún con todo, si realmente te gusta leer, es un trabajo gratificante, pues haces lo que más te gusta hacer.

Anuncios

13 comentarios sobre “El lector editorial

    1. Comencé siendo becaria en una editorial y al terminar el becariado me ofrecí para seguir colaborando con ellos de esta forma. También he contactado con alguna editorial por e-mail.
      El trabajo es freelance, pero tan mal pagado que no se cobra ni el mínimo para darse de alta en autónomos. Es casi casi más un hobby que un trabajo.

      Me gusta

  1. Tienes que ser autónomo o te contratan como trabajador por cuenta ajena? Lo digo para declarar en hacienda y demás o se trabaja en negro?. Gracias

    Me gusta

    1. No soy asesora fiscal, así que no deberías hacerme mucho caso. Para poder facturar hay que ser autónomo. No obstante, hay quien dice que si esta no es tu actividad habitual (tienes otro trabajo y ganas menos del salario mínimo con estos trabajillos) puedes facturar si ser autónomo. Ojo, esto se basa por lo visto en un vacío legal, no es que se pueda o que no se pueda hacer. Es alegal.

      Me gusta

  2. Cuánto se puede llegar a cobrar? Más o menos qué cifra? Entre qué y qué? Unos 50 euros por libro? Es para saber en qué cifras se mueve el mercado, por si contacto con alguna editorial. Gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s