Top Ten libros para leer de una sentada

1. 49 goles espectaculares, de Davide Martini

2. Peter Pan, de J. M. Barrie

3. ¿Qué soñaran las camas?, de Mar Benegas

4. De Fukushima a Corfú. Una fábula japonesa, de Carmen Domingo

5. Pulsaciones, de Javier Ruescas y Francesc Miralles

6. Génesis, de Bernard Beckett

7. La casa, de Paco Roca

8. Demasiada roca solitaria, de Alberto García Salido

9. Tocados, de Damián Alcolea

10. Los diarios de Adán y Eva, de Mark Twain. Ilustrados por Francisco Meléndez

 

Anuncios

Sorteo Sant Jordi 2016

Sin título-1

 

Os dejo los enlaces a las reseñas correspondientes, por si queréis saber qué me ha parecido cada libro:

49 goles espectaculares, de Davide Martini

Fuera llueve, dentro también, ¿paso a buscarte?, de Antonio Dikele Distefano

Cómo triunfar absolutamente en todo, de Loulogio

Los diarios de Adán y Eva, de Mark Twain

Demasiada roca solitaria, de Alberto García Salido

Tenéis desde hoy hasta domingo para participar. El lunes anunciaré el nombre del ganador y contactaré con él a través del e-mail proporcionado. Si en cinco días no recibo respuesta, volveré a sortear los libros.

Para participar hay que ser residente en España.

Demasiada roca solitaria, de Alberto García Salido

portada_demasiada-roca_webDemasiada roca solitaria, de Alberto García Salido, es una recopilación de relatos breves y microrrelatos de las que ya nos tiene acostumbrados la Editorial Adeshoras.

Los textos que componen este libro son realmente muy cortos. El más largo (con diferencia) tiene unas cinco páginas, algunos ocupan dos y otros solamente necesitan un par de frases para ser perfectos. Me ha gustado mucho la ironía de un relato que nos describe una familia a partir de premios que se otorgan a cada miembro, tal y como se hace en las galas de cine. Me parece original, inteligente y gracioso a partes iguales.

El tema común entre todos estos relatos es la cotidianidad interrumpida. Los protagonistas son personas que viven en una relativa normalidad hasta que un incidente causa un cambio en sus vidas. Esta ruptura puede ser más o menos brusca, pero siempre tiene algo de traumática. A menudo vemos que la culpa de estas rupturas tienen que ver con problemas de comunicación. De hecho, de ello de de lo que trata el título, “demasiada roca solitaria”, demasiada gente que vive como si fueran islas, separadas entre ellas por un gran espacio de mar que impide la relación.