Sorteo Sant Jordi 2017

¡Cómo me gusta Sant Jordi! Ya tengo ganas de comenzar a celebrar el Día del Libro, así que hoy comenzamos un sorteo de libros para ir abriendo boca de cara al próximo 23 de abril.

Estos son los libros que voy a sortear:

libros sorteo.jpg

Si queréis más información sobre los libros, pinchad en los siguientes enlaces:

  1. Sobre Grace, de Antony Doerr
  2. Por una rosa, de Laura Gallego, Benito Taibo y Javier Ruescas
  3. Persona normal, de Benito Taibo
  4. Ciudad violeta, de Juan Gaitán
  5. Ulises y las cronoamigas, de Érica Esmoris

El sorteo es a nivel nacional (España) y podéis participar hasta el 22 de abril de 2017. El 23 de abril os diré el ganador del sorteo.

¿Qué hay que hacer para participar? ¡Sigue las instrucciones del siguiente formulario!

Top Ten libros para leer de una sentada

1. 49 goles espectaculares, de Davide Martini

2. Peter Pan, de J. M. Barrie

3. ¿Qué soñaran las camas?, de Mar Benegas

4. De Fukushima a Corfú. Una fábula japonesa, de Carmen Domingo

5. Pulsaciones, de Javier Ruescas y Francesc Miralles

6. Génesis, de Bernard Beckett

7. La casa, de Paco Roca

8. Demasiada roca solitaria, de Alberto García Salido

9. Tocados, de Damián Alcolea

10. Los diarios de Adán y Eva, de Mark Twain. Ilustrados por Francisco Meléndez

 

Pulsaciones, de Javier Ruescas y Francesc Miralles

PulsacionesHoy voy a hablaros de uno de los libros que compré en la feria del libro. Éste es Pulsaciones, un libro escrito entre Francesc Miralles y Javier Ruescas. Es un libro que se lee muy rápido. De hecho lo compré y lo leí entre paradas de metro en el mismo día. El libro, que lo publica SM, da una vuelta de tuerca al género de la narrativa epistolar. ¿Por qué digo esto? Pues porque la historia está contada de principio a fin con mensajes de móvil. Leer este libro es como fisgonear en el historial de una adolescente en su aplicación móvil de mensajería.

La chica a la que le cotilleamos los mensajes es Elia. Elia despierta de un coma tras un accidente de tráfico. Parece que ha conseguido salir ilesa y que apenas hay secuelas. O sólo una: Elia no recuerda lo que ocurrió los tres días antes del accidente. Sus padres les regalan un Smartphone y ella enseguida se instala el programa HeartBitsTM para poder hablar con sus amigos. Entonces empieza a recibir mensajes de un tal Phoenix que parece conocerla muy bien. Ella no tiene ni idea de quién es. Recordar esos tres días le urge más que nunca.

El recurso de contar una historia mediante mensajes de texto es original y es lo que hace de este libro un libro especial. Por lo demás, el libro está bien pero tampoco es nada del otro mundo. La historia de amor olvidada por ella es spoileada desde la misma portada del libro y el motivo por el que él no quiere decirle a ella quien es me parece absolutamente previsible. Cada capítulo del libro comienza con una cita de Buda que está bien, pero no me parece que tenga relación con la historia ni con nada de lo que ocurre en el capítulo correspondiente. Y cada capítulo finaliza con un recuento de las pulsaciones del día y las horas que Elia ha pasado conectada, lo cual no aporta nada. Me parece que el libro está sobrevalorado.

Lo cual no quiere decir que el libro esté mal. Está bien, pero no tanto como he leído por la blogosfera. Los personajes caen bien y son bastante realistas. La historia tiene una cierta profundidad y puede hacer reflexionar sobre algunas cosas. Phoenix es majete y puede llegar a enamorar con sus frases bonitas a las adolescentes que lean este libro. Así que sí, como libro juvenil está bien. Pero no es un libro que marque.

Os dejo el booktrailer:

pulsaciones_banner_libro físicopulsaciones_banner_libro electrónico

73 Feria del libro de Madrid

Como sabéis este fin de semana he estado en la Feria del Libro y ya que estaba he hecho un poco de turismo por Madrid. La feria es muy grande y muy bonita. No había ido ningún año y la verdad es que me ha sorprendido muy gratamente. Me he hecho con dos libros: Pulsaciones, de Francesc Miralles y Javier Ruescas y Mañana en la batalla piensa en mí, de Javier Marías. Son dos libros muy distintos que tengo muchísimas ganas de leer y de los que os hablé aquí. Os dejo algunas fotos de la escapada a Madrid.

 

feria del libro

10 libros que compraría en junio si fuera rica

Como sabéis, el pasado viernes comenzó la 73 Feria del Libro de Madrid. Yo no he ido nunca, pero iré el fin de semana que viene coincidiendo con la Blogger Lit Con, un encuentro de blogueros de literatura que se hace desde hace 5 años. El caso es que al mirar la lista de autores que participan me he dado cuenta de que no leo a demasiados autores españoles, así que he decidido que el mes de junio tiene que ser el mes de llenar mi estantería con producto nacional. Es por esto que los libros que me compraría este mes si fuera rica son:

 

1. Tu nombre después de la lluvia, de Victoria Álvarez

Después de la lluviaA principios de siglo, un grupo de investigadores sobre fenómenos paranormales resuelven el caso un espíritu atrapado entre las paredes de un castillo irlandés.Victoria Álvarez es una joven escritora salmantina, que ya tiene en su haber distintos premios literarios, entre ellos el Torrente Ballester. Es historiadora del ar te y especializada en literatura del siglo XIX. En 2011 publicó Hojas de dedalera, seguido de Las Eternas en 2012, dos novelas que han tenido gran acogida por parte de los lectores. Su obra hasta ahora ha sido traducida al italiano y al alemán.

 

2. Historia de Nadas, de Andrés Barba

Historia de NadasEn el pueblo de Nadas, habitualmente tranquilo y en donde nunca pasa nada, una noche desaparecen las estrellas. Ante la consternación de los habitantes, el alcalde decide crear una expedición para visitar a tres sabios con el fin de encontrar una solución. Y la encuentran. Las estrellas no han desaparecido, sencillamente se han apagado. Para volver a verlas, deben construir entre todos una escalera lo suficientemente alta como para apretar el interruptor de las estrellas… La ingeniosa y disparatada galería de personajes (un alcalde que rueda o un niño nacido de la raíz de un árbol que no puede llorar porque se convierte en arbusto) hacen de este libro una lectura ideal para niños de entre 8 y 10 años en la que, junto al dinamismo de la historia, se hace hincapié en valores como la solidaridad, el amor o la necesidad de inclusión.

 

3. Ojos azules en Kabul, de Anabel Botella

Ojos azules en KabulA Saira nunca le ha gustado su aspecto. Es rubia, tiene los ojos azules y todos la llaman kharami, o lo que es lo mismo, bastarda. Vive en Afganistán con su hermana, su madre y su abuelo, y cree tener ocho años. Cuando Ramin −un hombre cruel y fiel seguidor de los talibanes− entra en su vida, la desgracia se cierne sobre su familia para siempre.

Pero no todo está perdido para Saira. La pequeña logra viajar a Valencia gracias a las tropas españolas y crece envuelta en el cariño de su familia de acogida, aunque las pesadillas de su pasado no dejan de visitarla. Cuando Pablo le ofrezca la posibilidad de abrirse al amor, ¿conseguirá sanar las heridas de su niñez y empezar a ser feliz?

 

4. Tardes de chocolate en el Ritz, de Reyes Calderón

Tardes de chocolate en el RitzReyes Calderón nos ofrece en Tardes de chocolate en el Ritz un relato lleno de chocolatinas tentadoras, fracasos de chocolate negro, risas de trufa y profundas conversaciones sobre el amor, la amistad, la familia y el valor del trabajo tan deliciosas como el chocolate más auténtico.

La noche en que se conocieron en la recepción de una embajada, nada hacía presagiar que Marta y Reyes acabarían siendo amigas. Excéntrica, adicta al lujo, con varios fracasos amorosos a sus espaldas y un marido recién estrenado, Marta no parecía tener nada en común con Reyes, una mujer volcada en su profesión y su familia. Pero el destino las unió y, contra todo pronóstico, comenzaron a reunirse el tercer jueves de cada mes en el Ritz. Entre animadas charlas y reconfortantes tazas de chocolate, sus vidas terminaron entremezclándose. Porque, sin saberlo, las dos andaban en busca de la misma felicidad.

 

5. Robinson Girl, de Rocío Carmona

GT30620.jpgEl día de su decimoctavo cumpleaños, y después de una fiesta de la que no recuerda casi nada, Ona despierta en una playa desconocida y paradisíaca. Tras varias horas caminando en un paisaje solitario, descubre que se encuentra en lo que parece una isla desierta y, enormemente desconcertada, acaba por rendirse a la evidencia: ha naufragado.

Pero muy pronto se dará cuenta que no está sola: Domen, un joven de aspecto delicado y de extraño comportamiento, la acogerá en su guarida y le descubrirá los inquietantes misterios de la isla…

 

6. La canción secreta del mundo, de José Antonio CotrinaLa canción secreta del mundo

Ariadna no podría imaginar ni en el más osado de sus sueños cómo era su vida antes de perder la memoria en un incendio.

Cícero. Iskaria. Los filos.

La segunda luna de la Tierra.

La casa sin ventanas…

Un incontenible torrente de respuestas está a punto de arrastrarla asta los lugares más oscuros y asombrosos de su pasado.

¿TE ATREVES A DESCUBRIR JUNTO A ELLA CUÁL ES LA CANCIÓN SECRETA DEL MUNDO?

 

7. No me cuentes tu vida, de Luis García Montero

No me cuentes tu vidaNo me cuentes tu vida, la frase que los jóvenes de todos los tiempos han dirigido a sus padres cuando estos trataban de aportar sus experiencias para ayudarles a enfrentarse al mundo es, además, una ambiciosa novela que aspira a contar una época y a abordar la complejidad de la vida y de los confusos tiempos que nos han tocado vivir. Un canto a la memoria y al amor, en el que los lectores de todas las generaciones se sentirán reflejados.

 

8. Mañana en la batalla piensa en mí, de Javier Marías

Mañana en la batalla piensa en míLa hechizante primera frase de esta novela ya dice mucho, quizá demasiado: «Nadie piensa nunca que pueda ir a encontrarse con una muerta entre los brazos y que ya no verá más su rostro cuyo nombre recuerda».

Esto es lo que ocurre al narrador, Víctor Francés, guionista de televisión y «negro» o «escritor fantasma», encargado de redactar los discursos de la gente importante e ignorante. Recientemente divorciado, es invitado a cenar a su casa por Marta Téllez, mujer casada cuyo marido está de viaje y madre de un niño de dos años. Tras la cena galante, el hombre y la mujer pasan al dormitorio donde, «aún medio vestidos y medio desvestidos», ella empieza a sentirse mal hasta que agoniza y muere en una escena sobrecogedora.

Esa infidelidad no consumada se convierte así en una especie de «encantamiento», con problemas bien reales e inmediatos: qué hacer con el cadáver, avisar o no avisar, qué hacer respecto al marido, qué hacer con el niño dormido, qué diferencia hay entre la vida y la muerte.

Una intensa narración sobre asuntos que nos atañen a todos: sobre el ocultamiento, los hechos y las intenciones; sobre el actuar sin saber y la voluntad que casi nunca se cumple; sobre la negación de las personas que una vez quisimos y el olvido y la indecisión; sobre la despedida, y también sobre el engaño, que quizá «es nuestra condición natural, y en realidad no debería dolernos tanto».

 

9. Pulsaciones, de Francesc Miralles y Javier Ruescas

PulsacionesElia se acaba de despertar de un coma y está un poco perdida. Lo último que recuerda es un concierto y una frase: “No puedo devolverte la canción, pero puedo mostrarte cómo danzan los peces”. Ahora que sus padres le han comprado un Smartphone, Elia por fin tiene acceso al Heartbits (un programa en la línea del WhatsApp) y los lectores somos testigos de todas sus conversaciones. Con la ayuda de su mejor amiga, Sue, Elia intentará recuperar los tres días que ha olvidado y, mientras tanto, conocerá a Tommy, un estadounidense que viene de intercambio a España; a Marion, una chica con media cara quemada que asiste a su terapia de grupo, y a Phoenix, un desconocido al que le encantan los aforismos.

Ángeles desterrados

10. Ángeles desterrados, de Anabel Botella

Ángeles desterrados es una novela dulce, una historia de amor que puede leer cualquier persona. Puede parecer que es una novela para chicas, pero dos de los tres lectores que aparecen en la contraportada recomendándola son chicos. Además, por algunas de las escenas que leemos en la novela también la puede leer un público más adulto.