La sonrisa de Mikel, de Álvaro González de Aledo Linos

La sonrisa de MikelHace casi dos semanas os hablé de la iniciativa Por una sonrisa solidaria promovida por la Editorial ExLibric. La iniciativa es sencilla, por cada libro de La sonrisa de Mikel que se vendiera, se donaría 1€ a la investigación contra el cáncer. Como ya os dije, el libro está escrito por Álvaro González de Aledo, un médico cántabro especializado en oncología infantil.

Álvaro González, que también es capitán de yate, desde hace más de 10 años lleva a los niños enfermos de cáncer a experimentar las mismas experiencias que un marino del cantábrico (os enlazo aquí su blog). Así, entre médicos y marinos, les enseñar a navegar mientras les ayudan a olvidar su enfermedad por un instante. Durante este tiempo ha conocido a muchos niños y se ha encariñado con ellos. Algunas veces el desenlace ha sido dramático, otras veces los niños han superado su enfermedad. En La sonrisa de Mikel, Álvaro nos hace partícipes de sus experiencias, sentimientos y reflexiones.

Unas vivencias así pueden ser muy duras para leer y difíciles de escribir. Álvaro González ha decidido hacerlo a través de un treintena de poemas, o dibupoemas, como los llama: una suerte de caligramas que toman la forma de diferentes personajes de animación infantil y juvenil (desde Campanilla, a Charlie Brown o varios personajes de Los Simpsons). Podemos ver cada uno de los textos en las dos formas: primero, el poema escrito de forma tradicional, es decir, en versos, y, a continuación, el dibupoema. Sorprende encontrarse con un libro así, quizás porque pocas editoriales arriesgan publicando poesía, pero la forma me parece muy acertada. Explicar unas vivencias así en forma de relato podría caer en la lágrima fácil, podría ser repetitivo al contar las rutinas y el sufrimiento de los niños, podría ser superficial para evitar caer en la repetición, podría contar demasiado o demasiado poco, podría ser egoísta al centrarse en él mismo,…

El enfoque es complicado y creo que los poemas son una buena solución. Los sentimientos se revelan sólidos y estables a lo largo de todo el libro y los muestra resaltando pequeños instantes con estos niños que desencadenan la inspiración. El dibujo da una nueva dimensión plástica a la palabra. Es otra forma de disfrutar de la lectura: tras leer los versos, buscamos entre las líneas del dibujo cuál es la ruta que debemos seguir. Luego lo leemos de nuevo, navegando entre las letras del dibujo ya con rumbo definido. Álvaro no tiene suficiente enseñando a navegar a los niños, hace lo mismo con sus lectores.

El último de los poemas es el que da nombre al libro, pero conocemos su historia ya desde el prólogo. Mikel es uno de estos niños que murió poco después del nacimiento de su hermano. Sin embargo, hay una fotografía de la primera vez que vio a su hermanito recién nacido en la sonríe abiertamente. En ese momento, Mikel no recordaba su enfermedad. La sonrisa de Mikel es un canto a favor de la vida. Y de la supervivencia: en un ambiente tan descorazonador hay que agarrarse a lo que sea para no caer en la desesperación.

El libro cuesta menos de 10€ y, como he dicho, 1€ por libro se destinará a la lucha contra el cáncer. El precio lo veo ajustadísimo, sobre todo teniendo en cuenta que se incluyen imágenes en color en su interior. El objetivo no es ganar dinero, el objetivo es difundir la causa para que haya más iniciativas que aboguen por poner una sonrisa en la cara de estos niños que tienen que luchar por su vida desde tan temprana edad.

Anuncios

Una iniciativa solidaria: La sonrisa de Mikel

La sonrisa de MikelHace unos días me hablaron sobre el libro La sonrisa de Mikel, de la editorial ExLibric. Este libro está escrito por Álvaro González de Aledo, pediatra cántabro que durante años ha desempeñado su labor en oncología infantil. El Dr. Álvaro no es sólo médico infantil: también es capitán de yate. Desde hace más de 10 años organiza una actividad con la que los niños enfermos de cáncer, experimentan durante cuatro meses las mismas experiencias que un marino del cantábrico. ¿No os parece muy bonito? En La sonrisa de Mikel recoge sus experiencias y los sentimientos que comparte con niños como Mikel.

Dado el carácter del libro, la editorial ExLibric ha decidido donar por cada libro vendido, 1€  para la recaudación de fondos en la lucha contra el cáncer.

Aún no he leído el libro, pero pronto lo haré. Si queréis participar, podéis comprar el libro aquí. Recordad que no sólo hay que ser solidarios por Navidad.

De momento copio y pego la sinopsis que encontramos en la página web de la editorial:

El autor es Pediatra y Capitán de Yate. Combinando sus aficiones vocacional y deportiva y con el apoyo de un numeroso grupo de médicos, enfermeras y capitanes, organiza en Santander una actividad con niños del Hospital Valdecilla, fundamentalmente de oncología, que consiste en enseñarles a descubrir la navegación a vela, y a disfrutar de ese universo fascinante y relajante del mar, como terapia de apoyo para sus graves enfermedades. Aunque en otros países es más habitual, en España esta actividad es pionera.Desde que se inició en 2003 solo se ha interrumpido en el año 2012, cuando el autor realizó una circunnavegación de España relatada en el libro “La vuelta a España del Corto Maltés.De Santander a Santander en un velero de 6 metros”, título publicado por este mismo sello. Fruto de las experiencias con estos niños y de esa cercanía con la enfermedad y la muerte surgen estos poemas. Además de la rima y el ritmo habituales de cualquier poesía, el autor va más lejos combinando las letras y las frases para modelar dibujos, que ha bautizado como “dibupoemas”, lo que les da un valor plástico añadido al literario y se convierten en una nueva forma de “leer” y apreciar la poesía.Al placer habitual de la lectura relajada de un poema se añade la intriga de descifrar el dibupoema, y posteriormente de disfrutarlo una vez que se conoce la ruta para leerlo. Ningún otro poeta lo había realizado hasta el momento, por lo que puede considerarse una revolución que alía la literatura y el dibujo.