10 libros que compraría en mayo si fuera rica

EP3350961. ¿Vosotros cómo os conocistéis?, de Manel Fontdevila
Emilia y Mauricio, la más famosa parejita del cómic español, de Manel Fontdevila, vuelve con nuevas historias. En esta primera historieta deberán enfrentarse al pasado para responder a la incómoda pregunta de su hijo: ¿Vosotros como os conocisteis?

 

EP3350582. ¿Estáis haciendo el amor?, de Manel Fontdevila

La más famosa parejita del cómic español, de Manel Fontdevila, vuelve con nuevas historias. En esta ocasión, Emilia y Mauricio se enfrentan a una nueva y adorable inquietud de su hijo Óscar: ¿Estáis haciendo el amor?

 

lmp4elgritodelavedomestica3. El grito del ave doméstica, de Maksim Ósipov

“Nacimos en una guerra y moriremos en otra”, dice serenamente uno de los personajes de estos cuentos. De Stalin a Putin, la vida transcurrió, preciosa a escala individual, terrible a escala colectiva. Así el viejo Aleksánder Ivánovich, nacido en un tren en 1941, acaba refugiado en un vagón litera en 2014, después que su ciudad haya sido destruida en un ensayo militar.
¿Por qué los personajes de Ósipov son tan penetrantes, tan reales? Ósipov es cardiólogo en un hospital público; su consulta acoge una enorme variedad de personas, cada una con su fajo de historias. Por encima del hombro del médico, el escritor también ausculta, y escribe. En sus relatos, el instinto de huir y lavarse las manos del desastre choca con el sentimiento de pertenecer a una cierta familia: la de las aves domésticas que no se han vuelto crueles en contacto con los predadores. No siempre están preparadas para afrontar las inclemencias, y algunas intentan emigrar hacia zonas del mundo más amables.

Pero en el mundo no existen zonas amables. Solo existe lo que llamamos casa: el compartimento de un tren, una habitación realquilada, el altillo de un teatro, un país cafre, qué más da mientras florezca un poco de bondad y de poesía, y mientras exista un médico escritor que sepa contarlo. En Rusia hay más de uno: de Chéjov a Ósipov. Tienen mucho que ver el uno con el otro. Poderosos y humanísimos, su grito de ave doméstica logra preservar la sensibilidad de nuestro corazón.

 

portada_peq4. Los estómagos, de Luna Miguel

Hay un ejercicio de meditación que consiste en mirar el dolor de frente, a los ojos, sin huir de él ni renunciar a él, hasta que se extinga o hasta que sea él quien nos esquive. Los estómagos es eso mismo.Los estómagos es el hogar que ha sobrevivido sereno a la tempestad, un templo donde las leyes de la naturaleza siguen su curso: aquí la gaviota picotea las cuencas de los ojos del cordero que yace, el padre come carne, la araña atrapa a la cucaracha y le hace un vestido de huesos blancos, el cáncer común destroza al cuerpo porque la enfermedad anida en nuestros espejos. Los estómagostambién son mantras que suenan como un susurro porque las grandes verdades se hablan en voz baja. Buda llamaba brahmana a quien está despierto, conoce la destrucción y el retorno de los seres, cruza el camino fangoso y alcanza la otra orilla. Brahmana es también la persona que narra Los estómagos y cuenta su travesía a la otra orilla para ver la luz y atraparla. Por eso Los estómagos es claridad y por eso Los estómagos está, después de todo, lleno de vida. O como expresó Reinaldo Arenas: Voluntad de vivir manifestándose

 

portada___2016010512385. Avenida de los misterios, de John Irving

Juan Diego, un maduro y exitoso escritor de origen mexicano que reside en Iowa, acepta una invitación a viajar a Filipinas para hablar de sus novelas. En el curso del viaje, lleno de peripecias y mujeres insinuantes, sus sueños y recuerdos, no se sabe si por efecto (o falta) de la medicación que debe tomar, le retrotraen a su infancia: Juan Diego fue uno de los llamados «niños de la basura», crecido en un inmenso vertedero de Oaxaca. Si él leía con pasión los libros que rescataba entre la inmundicia, a su vez su hermanastra Lupe, una niña muy peculiar, era capaz de leer —peligrosamente— la mente de quienes la rodeaban y entrever su futuro. Hijos de una prostituta, ambos sobrevivieron gracias a la protección de uno de los capos del vertedero, hasta que, cuando Juan Diego tenía ya catorce años, sufrió un accidente que cambió su destino para siempre.

 

quedare-soltera-mal-plan_EDIIMA20160329_0607_16. Solterona, de Kate Bolick

Tan atractivo como difícil de clasificar, Solterona es un libro que explora en primera persona y denuncia sin piedad las cuestiones que han sido consideradas claves de la realización femenina por parte de la sociedad machista. El matrimonio, la vida profesional, la maternidad… todas estas situaciones marcan la vida de las mujeres y en ocasiones las lastran para llevar adelante una vida creativa y profesional rica y equiparable a la de los hombres.

Kate Bolick demuestra su teoría con respecto a la vida de las mujeres comparando sus inquietudes con las decisiones que en día tomaron algunas de sus heroínas, de sus «despertadoras», como Edith Warthon, Maeve Breenan, Neith Boyce, Edna St. Vicent Millay y Charlotte Perkins Gilman; mujeres que supieron llevar adelante una vida no dependiente de varón alguno y que destacaron como periodistas y escritoras.

 

Portada_CDM_s-350x5377. El compañero de piso de mierda, de varios autores

Este libro es una gamberrada, no vamos a negarlo. Pero de las buenas, es decir, de las que merecen la pena. Porque éste es un verdadero libro de humor: te reirás a carcajadas. O un libro de humor verdadero: porque todo lo que se cuenta es verdad, aunque parezca increíble.

Éste es un libro para los millones de jóvenes que comparten piso y sufren cada día las consecuencias de esta bárbara y desalmada forma de vida. También para quienes compartieron piso en su día y quieren rememorar aquellos tiempos decididamente infames e insalubres (pero en los que no existía el aburrimiento), o para quienes están pensando en compartir piso y aún están a tiempo de arrepentirse…

Jóvenes, extranjeros y mileuristas, la mayoría hemos pasado por esa prueba de la vida o seguimos en ella, es decir, hemos tenido un Compañero de Piso de Mierda: tiquismiquis, borrachuzo, guarrete, mimado, porrero, salido, viejoven, roñoso, orgasmus, desequilibrado…

Este libro pretende sensibilizar a la sociedad sobre el drama insondable y los riesgos incalculables de la convivencia entre desconocidos. Pero también querría ser una herramienta útil para todos aquellos que se ven abocados a esta experiencia. Para ello, el autor ha identificado a los principales tipos de Compañero de Piso de Mierda, los ha clasificado según sus características y ha establecido las estrategias para enfrentarse a ellos. Y sobre todo: ha recopilado una inmensa e impagable colección de historias y fotografías reales que dan testimonio de lo que supone compartir piso. Nada tan duro, pero reconozcámoslo de una vez: nada tan delirante y divertido.

Es imposible salir bien parado de un piso compartido, lo sabemos. Y es probable que esta Guía de supervivencia ni siquiera te permita salir vivo de tamaña odisea, pero sin duda conseguirá que te rías hasta hartarte.

 

libros-portada-una-libreria-con-magia8. Una librería con magia, de Thomas Montasser

Para la gente sin imaginación, una librería es un lugar donde se venden libros, y un librero, tan solo la persona encargada de venderlos.

Eso es lo que piensa Valerie, una ambiciosa estudiante de económicas, cuando entra en la librería un tanto anticuada de su tía, que ha desaparecido dejando solamente una nota en la que nombra a la joven responsable de su negocio.

Valerie se propone ordenar el caos reinante lo más rápidamente posible y liquidar las existencias. Sin embargo, está claro que ha subestimado el poder de los libros y la magia de la pequeña librería y de su samovar.

Tras pasar una tarde de lluvia atrapada entre las páginas de El castillo de Kafka, empieza a darse cuenta no solo del poder de los libros para expandir la mente y reconfortar el alma, sino también de que su tía era una librera extraordinaria que sabía encontrar al lector perfecto para cada libro y localizar cada título en el aparente desorden de su tienda.

 

EGR542679. Maldita tesis de Tiphaine Rivière

Cuando a los veintisiete años Jeanne Dargan decide dejar su trabajo para dedicarse a la tesis doctoral a tiempo completo, no se imagina el viacrucis que le espera.

Con gran entusiasmo se embarca en un proyecto que se irá dilatando más y más hasta llegar a desmoronar su vida. Ignorada por su director de tesis, que es todo un experto en esquivar alumnos; incomprendida por su pareja, sus amigos y su familia, que a cada rato le preguntan cuándo acabará la dichosa tesis; desesperada por secretarias incompetentes y por una burocracia universitaria que parece ideada para complicarle la existencia, Jeanne se tendrá que enfrentar sola a este mundo exigente y superar el calvario de esa tesis que parece no tener fin.

 

9788478442584_L38_04_l10. El elogio de la sombra, de Junichirô Tanizaki

En Occidente, el más poderoso aliado de la belleza ha sido siempre la luz. En cambio, en la estética tradicional japonesa lo esencial es captar el enigma de la sombra. Lo bello no es una sustancia en sí sino un juego de claroscuros producido por la yuxtaposición de las diferentes sustancias que va formando el juego sutil de las modulaciones de la sombra. Lo mismo que una piedra fosforescente en la oscuridad pierde toda su fascinante sensación de joya preciosa si fuera expuesta a plena luz, la belleza pierde toda su existencia si se suprimen los efectos de la sombra. En este ensayo clásico, escrito en 1933, Junichiro Tanizaki va desarrollando con gran refinamiento esta idea medular del pensamiento oriental, clave para entender el color de las lacas, de la tinta o de los trajes del teatro no; para aprender a apreciar el aspecto antiguo del papel o de los reflejos velados en la pátina de los objetos; para prevenirnos contra todo lo que brilla; para captar la belleza en la llama vacilante de una lámpara y descubrir el alma de la arquitectura a través de los grados de opacidad de los materiales y el silencio y la penumbra del espacio vacío.

Orgullo y satisfacción, de los ex dibujantes de El Jueves

Los que me seguís por las redes sociales ya sabéis que me ha indignado bastante el asunto de El Jueves y que me ha alegrado mucho ver que los dibujantes que eligieron abandonar la revista han unido sus talentos para dedicarle un cómic al nuevo rey de este maltrecho país.

Para los que no sepáis qué ha pasado (que seréis pocos) os hago un resumen rápido. Manel Fontdevila hizo esta portada para la revista:

El rey abdica (portada censurada)

Ya estaban los ejemplares impresos y listos para distribuirse cuando desde algún lugar indefinido de RBA (el grupo en el que se inserta la revista) llegó la orden de cambiar la portada y la prohibición de hacer salir en portada nada relacionado con la Casa Real. La portada de El Jueves ha sido censurada por segunda vez. Esto provocó, por un lado, que la revista saliera un día tarde y, por otro, que hubiera una desbandada de dibujantes que dimitieron para mantener la coherencia. Como dicen ellos mismos, cuando en 2007 se censuró esta portada

viñe jueves1

los lectores de El Jueves y la sociedad en general apoyaron a la revista. Para mantenerse fieles a aquellos que les apoyaron han dimitido 18 dibujantes de la revista: Ágreda, Albert Monteys, Asier y Javier, Bernardo Vergara, Guillermo, Isaac Rosa, Iu Forn, Lalo Kubala, Luis Bustos, Malagón, Manel Fontdevila, Manuel Bartual, Mel, Paco Alcázar, Paco Sordo, Pepe Colubi y Triz. Un buen golpe.

Orgullo y satisfacciónPues bien, estos dibujantes han decidido hacer un cómic para poder tratar el tema de la coronación un día antes que ésta ocurra y han unido sus fuerzas para sacar adelante un cómic de alrededor de 80 páginas en formato digital en menos de una semana. Este cómic se llama Orgullo y satisfacción y lo edita ¡Caramba!, una editorial independiente de cómic y humor. El cómic vale 1’50€, aunque se aceptan donaciones a voluntad y se puede descargar aquí. No sé cuantas descargas deben llevar ya, pero en 6 horas habían conseguido más de 12.000, así que el cómic ha sido todo un éxito.

Yo me lo he pasado muy bien leyéndolo. Conserva el espíritu al que nos tiene habituados El jueves y casi parece un especial de la revista dedicado a la sucesión monárquica excepto en que no nos encontramos a ninguno de los personajes habituales (los derechos son de la revista, no de los dibujantes). Aún así hay personajes nuevos muy divertidos. Me han gustado especialmente los de Mel, como por ejemplo Salustiano, monárquico y republicano, quien dice ser republicano pero no encuentra el momento de dejar de apoyar la monarquía para hacer el cambio. O también las señoras Covadonga y Enriqueta, que actúan como dos groupies de Felipe VI.

En este cómic los dibujantes se burlan del antiguo rey, del nuevo, de la reina, de la monarquía en sí. Analizan los argumentos habituales y dan su opinión de forma clara y tajante. Humor inteligente y cabreado es el que se respira en las páginas de esta revista. Y eso es lo que pasa cuando en un país como éste son los humoristas los que se encargan de sacar pecho.  Y para muestra un botón:

OYS Albert Monteys

 

Les deseo lo mejor a todos estos valientes que, en los tiempos que corren han decidido que su libertad de expresión es intocable y nos han ofrecido lo mejor de ellos mismos haciendo un cómic con calidad en un tiempo récord. Todo un ejemplo a seguir. Un ejercicio de libertad del que todos tenemos que aprender para sentirnos orgullosos y satisfechos, por lo menos, de los dibujantes de este país.

No os indignéis tanto, de Manel Fontdevila

No os indignéis tantoCon sólo leer el título ya se sospecha, pero al ver la portada se hace evidente: con No os indignéis tanto Manel Fontdevila trata de contestar a Stéphane Hessel y su ¡Indignaos!. El cómic me llamó la atención cuando salió, alrededor de Navidad, pero di prioridad a otros y nunca llegué a comprarlo. El otro día lo vi en la estantería de un familiar y me lo llevé a casa.

Me encanta Manel Fontdevila, es uno de mis favoritos de El Jueves tanto por su estilo de dibujo como por sus personajes de La Parejita (recomiendo la Guía para padres desesperadamente inexpertos). También voy leyendo las viñetas que publicaba antes en Público y ahora en eldiario.es.

Esta vez trae un cómic que habla de la crisis, la corrupción, la transición y la reacción de las personas a todo ello. Analiza como los diferentes tipos de reacciones han cambiado o no las cosas a lo largo de la historia reciente de distintos países e intenta averiguar hasta donde podemos llegar con nuestra respuesta. Para ello habla de los cauces de expresión y de como éstos de restringen o ensanchan según las acciones de la gente y del gobierno. Entre otros, pone como ejemplo La vida de Brian, de los Monty Phyton, que supuso un gran escándalo en su momento, pero que ahora es casi una película infantil. Cuando se transgrede el cauce de expresión, se arma un gran desorden, pero para Manel Fontdevila es bueno, porque una vez pasa todo se ha ampliado la libertad de expresión.

Manel Fontdevila nos llama la atención a todos para decirnos que comprometerse no es enfadarse y crear un hashtag gracioso para ridiculizar al que nos indigna. Si queremos cambiar algo hay que indignarse mejor y moverse más. Hay que ampliar los límites que nos oprimen empujando hacia afuera. No llama a la revolución ni a la lucha armada, aunque sí de romper los límites a los que nos ha encerrado la protesta pacífica. Si queremos cambiar el sistema no podemos hacerlo siguiendo sus reglas.

A lo largo de su carrera, Manel Fontdevila ha demostrado tener una gran capacidad de análisis de la actualidad y mucho sentido común, que le llevan a hacer viñetas serias y graciosas a un mismo tiempo. Partiendo de la humildad, te provoca una sonrisa y te hace reflexionar cuando piensas en cuánta razón tiene.

Quiero destacar algo más y es que, en ocasiones, leyendo este cómic, me he dado cuenta que podría haberlo redactado y haber hecho un libro explicando exactamente lo mismo. Sería un ensayo sobre política y sociedad como tantos otros. Esto me llama la atención, y no sé si este nuevo género tiene nombre, pero yo por ahora lo voy a llamar “ensayo gráfico”.