49 goles espectaculares, de Davide Martini

49goles-207x300Hoy quiero hablaros del libro 49 goles espectaculares, de Davide Martini, un libro que me ha enganchado desde el primer momento como hacía tiempo que no me pasaba. Y no es un libro de misterio, con una trama complicada y un suspense que te mantenga enganchado a la silla, no. Es un libro realista con una historia cotidiana. Todos conocemos alguna parecida.

Entonces, ¿qué es lo que me ha enganchado? Pues probablemente la forma sincera y directa en que se nos cuenta todo. La historia va sobre un adolescente que se descubre a sí mismo en el último año de instituto.

Todo comienza la víspera del primer día de clase de este chico, Lorenzo, en la que se prepara para afrontar el último curso del instituto. El primer día conoce a Riccardo, un chico homosexual al que sus padres han querido alejar de Roma pensando que así lo protegen de si mismo. El encuentro entre ambos hará que Lorenzo se haga preguntas sobre su propia identidad que nunca antes se había planteado. Nosotros iremos conociendo al personaje a medida que él mismo se descubre.

El libro relata lo complicado que puede llegar a ser descubrir en plena adolescencia que uno es homosexual cuando nunca antes se lo había planteado. La confusión, el desconocimiento, el miedo y la desinformación son los ingredientes principales de esta complicación.

Esta novela muestra y normaliza una situación que aún hoy no es tratada con la normalidad que se debería. En este sentido, es un relato valiente, que no trata de suavizar o justificar nada, sino que simplemente muestra con total sinceridad lo que hay y habla de las cosas por su nombre. El tema principal es el primer amor y la aceptación de uno mismo y, por eso, me parece un buen libro, ideal para que lo lea un adolescente, ya sea para sentirse más o menos identificado como para empatizar con cosas que le pueden ser desconocidas. Me parece también un buen libro para público adulto: es una novela fresca y entretenida, que te ayuda a recordar lo intensamente que se vive todo en la adolescencia.

Los diarios de Adán y Eva, de Mark Twain. Ilustrados por Francisco Meléndez

ZR-Adan-y-EvaNo conocía esta obra de Mark Twain, así que fue toda una sorpresa que llegara a mis manos. Me hizo mucha ilusión tener y leer este libro ilustrado por Francisco Meléndez. Los diarios de Adán y Eva son, como el propio nombre indica, una recreación de la vida de la que según la tradición cristiana es la primera pareja de la historia de la humanidad. Ellos mismos son los que, a través de estos diarios, nos cuentan sus diferencias, avenencias, desavenencias, reflexiones y confesiones.

Adán es un hombre que solo busca vivir tranquilo. Sin embargo, esta calma se ve alterada cuando aparece en su vida una extraña y misteriosa criatura que se dedica a ponerle nombre a todo. Mientras que Adán, que nunca se ha preocupado de poner nombre a las cosas dice que Eva “derrama agua por los agujeros con que mira”, ella llama al dodó de esta forma porque piensa que eso es lo que parece, un dodó. Así, todo para Adán parece nuevo y misterioso, mientras que Eva, al ponerle nombre a las cosas, siente que las domina. Es muy graciosa también la escena en la que nace Caín y Adán no sabe qué animal es ese que no anda, ni vuela, ni nada.

Eva cree que con su capacidad de nombrar, clasificar y organizar ayuda a Adán, mientras que él no está de acuerdo. Adán, más contemplativo, le preocupa más encontrar refugio y alimentos que nombrar o entender nada.

Éste es un libro lleno de sentido del humor que constituye una crónica del primer amor humano, que marcará con la maldición de la falta de comunicación el amor de todos los esposos de todos los tiempos. Es divertido ver el mismo conflicto desde dos puntos de vista en los diarios de ambos. Las ilustraciones a lápiz nos muestran a un Adán flaco, con rasgos reptiles. Medio desnudo, pero con atuendos de lord británico y con un aire circense. Eva, en cambio, aparece siempre desnuda y con un cabello largo que recoge con peinado extravagantes y surrealistas.

Botchan, de Natsume Soseki

botchan_webHabía oído hablar de este libro, que es un clásico moderno de las letras japonesas, muchas veces. Siempre ha sido un “pendiente” hasta que hace poco vi que Sushi Books iba a sacarlo y pensé que era el momento de hacerse con él.

Qué acierto. Botchan, de Natsume Soseki, es un libro tremendamente divertido. Una novela que se enmarca en una colección infantil para lectores ya ágiles, pero que pueden (y deben) leer también los adultos. Es una lectura sencilla, amena y desternillante que habla sobre la hipocresía y la envidia.

Botchan es un joven de Tokio que, tras terminar sus estudios, se traslada a un pequeño pueblo para ejercer como profesor de matemáticas. Nada más llegar se dará cuenta de lo difícil que va a ser todo: los alumnos se burlan de él sin piedad y los profesores se relacionan entre ellos con una falsedad exagerada. Botchan, tan inseguro como inocente, ve como su código de honor choca estrepitosamente con este ambiente tan poco saludable. Por si su candidez no lo dejara lo suficientemente desprotegido, resulta que no es capaz de expresarse adecuadamente, por lo que sus quejas nunca llegan a buen puerto. Es más, a menudo son también objeto de burla. Botchan dice lo que debería callarse, se calla lo que debería decir y reparte motes sin piedad entre sus compañeros. Desde luego, nada de esto puede acabar bien… ¿o sí?

Un libro muy recomendable, con un protagonista simpático y entrañable y una historia que te hace reír.

Chicas felizmente casadas, de Edna O’Brien

chicas_felizmente_casadas-350x538Comencé a leer Chicas felizmente casadas, de Edna O’Brien sin saber que era el último de una trilogía cuya primera parte es Las chicas de campo y la segunda, La chica de ojos verdes. Se pueden leer perfectamente por separado, pero en cuanto pueda leeré la trilogía desde el inicio.

El libro está protagonizado por dos chicas que crecieron en la Irlanda rural de los años cincuenta creyendo que con el matrimonio alcanzarían la cúspide de sus aspiraciones personales. Poco sospechaban que aunque cada una consiguiera aquello que deseaba (Kate, idealista, se casa con su gran amor, y Baba ha encontrado un nuevo rico que le procura todas las comodidades que siempre ha deseado), las relaciones conyugales pueden ser crudas y desdichadas. Quizás los deseos de la infancia deberían quedarse atrás, pues la vida da muchas vueltas. Kate pronto descubrirá la parte más dura del matrimonio: los reproches, las traiciones y la venganza. Baba, más práctica, no se deja llevar por el drama y simplemente vive en una continua insatisfacción. Las dos afrontan a su manera sus problemas matrimoniales y, aunque los desenlaces son muy distintos, en ningún caso son finales felices.

O’Brien carga contra algunos tópicos alrededor de la figura femenina, como el de la maternidad. En realidad, la maternidad puede ser una experiencia dolorosa. Kate no es una madre abnegada. Aunque quiere mucho a su hijo, no siempre sabe lo que es mejor para él y, a menudo, aún sabiéndolo, antepone su bienestar al del niño. También analiza la vulnerabilidad legal y económica de las mujeres ante el divorcio, las desigualdades producto del pensamiento machista y su educación. Los problemas con el sexo, derivados de unos maridos egoístas o incapaces de procurarles satisfacción. Incluso habla con gran crudeza de una visita al ginecólogo:

«¿Que me relajase? No paraba de pensar en todo lo que tienen que aguantar las mujeres; y no me refiero solamente a lavar pañales o a que no les esté permitido ser juezas de un tribunal, sino a lo que yo estaba sufriendo en aquel momento: que te hurgasen, que te sondeasen, que te hiciesen daño. Y no solo durante las visitas médicas; también en la noche de bodas, cuando la mujer se mete en la cama con el hombre al que ama. Ay, Dios (que no existes), tú odias a las mujeres, de lo contrario las habrías hecho distintas.»

Este libro, aún siendo desolador, a menudo nos hace reír, aunque el humor revela a menudo amargura. El tema que siempre está de fondo es el de la amistad entre estas dos mujeres, que a veces sufre distanciamientos pero que siempre está ahí. Entre ambas existe una gran complicidad, fruto de muchos años de amistad y, aunque sean muy distintas y tengan opiniones muy claras sobre lo que la otra está haciendo mal con su vida, siguen ahí dispuestas a ayudarse cuando todo lo demás falla.

La Piedad del Primero, de Pablo Bueno

piedadprimeroSuelo ver los vídeos del Geek furioso de la literatura porque me divierte como habla de los libros que lee. Me gusta porque es de los pocos que no se corta a la hora de decir lo que le gusta o lo que no lo gusta y, además, lo hace de forma divertida.

El caso es que yo andaba buscando algo de épica para leer cuando me topé con este vídeo y decidí hacerme con el libro. Es verdad que en el vídeo dice que La Piedad del Primero, de Pablo Bueno, no es un gran libro, pero sí que es bastante bueno, así que le di un voto de confianza y (sabiendo lo duro que es con según que libros) me lo leí con ganas.

El libro trata sobre un grupo de niños que fue arrancado de las manos de sus padres para ser entrenados en un monasterio. El entrenamiento es tan duro que la mayoría de ellos mueren antes de finalizarlo. Los que sobreviven se convertirán en inquisidores, los encargados de defender al imperio de toda suerte de amenazas.

El libro se divide en tres partes: la primera abarca este proceso de entrenamiento, la segunda nos cuenta las primeras misiones de los chicos a los que hemos conocido y la tercera prepara la historia para la siguiente parte de la trilogía (contar más sería spoiler). La primera parte a mí se me hizo eterna y repetitiva. Nos cuenta una y otra vez las penurias por las que pasan los protagonistas, lo duro que es todo y la inhumanidad con la que son tratados. Y es importante, sí, pero llega un punto que sientes que ya es suficiente, lo has pillado y no necesitas más. Y no avanza.

El protagonista, por otro lado, me parece incoherente y demasiado inocente. Para tener un tan buen sentido de la justicia pienso que debería darse cuenta de que algo no cuadra a su alrededor, la verdad. Me parece un personaje forzado y sobreactuado. Demasiado heroico y sin defectos. Tampoco me gustan los personajes femeninos: Aurore y Alba me parecen totalmente intercambiables entre ellas.

De todas formas, soy consciente de que ésta es la primera novela de Pablo Bueno y que para ser una primera novela es bastante buena. Creo que es un autor que aprenderá y mejorará. Yo, sinceramente, no creo que siga leyendo la trilogía porque me ha dejado un poco saturada, pero si más adelante escribe algo nuevo seguramente sí le eche un vistazo.

Irène, de Pierre Lemaitre

Irene

¡Atención! Si comenzáis a leer la tetralogía del comandante Camille Verhoeben, no os confundáis con el orden de los libros. Aunque aquí en España, el primer libro publicado fue Alex, éste es el segundo libro. El primero es Irène (en el idioma original Travail Soigné, cambio que me parece incomprensible). Los libros se pueden leer por separado, pero si queréis leer toda la saga y no lo hacéis por orden os podéis comer un buen spoiler. Advertidos quedáis.

Este libro, escrito por Pierre Lemaitre, es un homenaje a la ficción criminal. Una historia de violencia, policías y de pérdidas en las que se hace referencia continua a otros grandes libros del género.

El comandante Camille Verhoeben es un hombre muy bajito pero con capacidad para intimidar. Es un policía colérico e impulsivo que ama a su trabajo y a su mujer, Irène, a quien no le dedica todo el tiempo que desearía (sobre todo ahora que está a punto de dar a luz). El caso en el que se encuentra Camille en esta novela está protagonizado por el “Novelista”, un asesino en serie que recrea los escenarios más macabros de varias novelas en sus crímenes. Camille se obsesiona por atrapar a este asesino.

Los personajes secundarios están muy bien hechos. Desde el equipo de investigación compuesto por el propio Camille y otros tres policías: Maleval, Louis y Armand, hasta la jueza y los dos ayudantes de fuera del gremio (un librero y un profesor universitario, que serán de inestimable ayuda). Otro de los secundarios, que deará grandes moentos, es un muy insistente periodista que trata de conseguir una situación de informador privilegiado.

El uso que se hace de las otras novelas no entorpece la lectura, sino que la enriquece gracias a la naturalidad con que se tratan. No es en absoluto necesario conocer de qué libros de habla para disfrutar éste, aunque siempre gusta reconocer las referencias cuando se leen. Es un libro que engancha, divierte, entretiene, pero a la vez hace sufrir. Está lleno de cambios en la trama que agilizan la lectura u la hacen hábil y amena.

Génesis, de Bernard Beckett

genesis-imprimir-_300_dpi_0Soy una de esas personas que lee poca ciencia ficción aunque en realidad no tiene nada en contra. Todo lo contrario, me gustan mucho las descripciones de sociedades futuras porque nos invitan a reflexionar sobre la nuestra en la actualidad y a plantearnos hacia dónde vamos o dónde queremos ir. Génesis, de Bernard Beckett (Salamandra), es uno de esos libros.

La historia se desarrolla a lo largo de un examen de cinco horas (más o menos lo que se tarda en leer esta novela corta). La joven Anaximandro se presenta ante el Tribunal de Examinadores para superar el examen que la ha de permitir ingresar en la Academia. La novela es, por tanto, un largo diálogo entre la postulante y los examinadores que, lejos de ser pesado, crea una cierta intriga, pues se da la información justa en cada momento.

El examen es un examen de historia y a partir de él descubrimos cómo se ha creado el mundo en el que viven los personajes del libro. Descubrimos la existencia de una sociedad dividida en castas, en la que los padres entregan sus hijos al Estado, que, mediante un examen del genoma, decide a qué casta pertenecen. El tema que se trata concretamente en el examen es el de “la leyenda de Adán”.

Adán Forde era un hombre muy inteligente, pero a la vez muy impulsivo y pasional. Todo un problema para un Estado que exige la anulación de la individualidad para que todo funcione. El problema surge cuando Adán, quien es enviado a la frontera del país, salva a una mujer a la que debería haber disparado. Como Adán cuenta con el cariño de la gente, no lo ejecutan, simplemente lo encierran.

Aprovechan para destinarlo al proyecto de educación de un robot, Artfink, quién comienza a aprender de Adán a través de la interacción. Es entonces cuando se plantean las preguntas sobre qué es la inteligencia, qué significa ser humano, qué es la conciencia y cuál es el límite entre el hombre y la máquina.

Este libro trata sobre la veracidad de lo que se nos cuenta. Todo lo que se nos cuenta debe estar sujeto a crítica, pues no son más que interpretaciones sobre lo que nos han dicho que ocurrió o lo que creemos que ocurrió. Nadie conoce realmente la verdad. Estamos ante una lectura rápida, compleja y con un inesperado giro final que cambia el sentido de todo lo leído. Las preguntas del tribunal sembrarán la semilla de la duda en la mente de Anaximandro, quién verá tambalear los cimientos de su mundo.

Tocados, de Damián Alcolea

RESEG4839Frontal_TocadosEl libro del que os voy a hablar hoy entró en mi lista de pendientes desde que escuché una entrevista en algún programa de radio. Se llama Tocados, lo escribió Damián Alcolea y lo publica Plataforma Editorial.

El título hace referencia a las personas que viven condicionados por el TOC (Trastorno obsesivo-compulsivo). El autor ha tratado de escribir el libro que a él le hubiera ido bien leer en sus momentos de crisis. Se trata de una novela en la que el protagonista, Adrián Díaz, igual que el autor del libro, es uno de estos “tocados”.

Nada más comenzar la novela, Adrián Díaz lo pierde todo al sufrir una serie de crisis de ansiedad en momentos clave. En este libro veremos como lleva a superar este momento de crisis gracias a la ayuda de sus amigos, su terapeuta, pero sobre todo gracias a su propia fuerza interna. Gracias a esta novela entenderemos mucho mejor qué es lo que les ocurre a estas personas y cuales son sus dificultades en el día a día.

Me ha gustado mucho leer esta novela. Está bien escrita, la historia es interesante y nos aporta nuevos conocimientos sobre el tema.

La ladrona de libros, de Markus Zusak

EH419866Hacía tiempo que tenía este libro en mi lista porque había leído buenas críticas y porque la película me llamaba la atención (tampoco la he visto por ahora). Así que para mi cumpleaños lo pedí y tengo que decir que no me ha gustado. Esperaba un libro de esos que demostraban un fuerte amor por la literatura, un libro que emociona porque cuenta una historia con unos personajes con los que empatizas. Pero no he encontrado nada de ello en La ladrona de libros, de Markus Zusak.

La protagonista me parece una niña repelente, de esas que a veces salen en las películas antiguas y que son demasiado inocentes, pasivas y maduras. No, lo siento, este personaje no me interesa lo más mínimo.

Un rasgo original del libro es el hecho de que está contado por la propia muerte, algo que tiene mucho sentido en un libro cuya acción ocurre en la Alemania nazi. Sin embargo, no me parece que se haya sabido aprovechar el personaje para mejorar el relato. Y es una pena, porque es un recurso que de entrada parece muy interesante. Tampoco entiendo los incisos que hace la muerte en el libro en los que se usa otra tipografía. Rompen la narración y la mayoría no aportan nada.

En su mayor parte el libro me ha aburrido bastante y no entiendo por qué ha gustado tanto. Si alguien lo ha leído y le ha gustad, por favor, que me dé su punto de vista en los comentarios.

Lo que no te mata te hace más fuerte, de David Lagercrantz

portada_lo-que-no-te-mata-te-hace-mas-fuerte-serie-millennium-4_david-lagercrantz_201505251717 (1)Esta seguramente ha sido una de las publicaciones más esperadas del año desde que se anunció que se estaba escribiendo un nuevo libro que continuaría la saga Millennium, interrumpida tras la muerte de Stieg Larsson. El nuevo libro lo escribe David Lagercrantz, escritor y periodista sueco, que titula el libro con una máxima atribuida a Nietzsche: Lo que no te mata te hace más fuerte.

Cuando algo así ocurre, en seguida un temor pasa por nuestras mentes: ¿realmente va a salir bien el cambio de autor? Bueno, pues yo diría que mal no ha salido. No he encontrado grandes diferencias de estilo (aunque no sé hasta qué punto esto se debe a la traducción, claro) y puede que eso se deba a que el fuerte de esta serie no reside en el estilo del escritor, sino en la fuerza de los dos personajes principales: Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander.

En este sentido, el libro convence. Sin embargo, yo recuerdo haber pasado algunas noches en vela por no poder soltar los anteriores libros y esta vez la historia, aunque es ágil de leer, no me ha resultado tan adictiva. Y creo que es porque una vez te presentan a los personajes principales, ves a venir exactamente lo que va a ocurrir: quien va a salvarse, quien va a morir y quien va a ser clave para resolver el misterio. Y una muerte que debería habernos resultado dolorosa pasa sin pena ni gloria al ser una muerte anunciada.

La aparición de una supervillana de rasgos casi sobrenaturales es completamente ridícula. La forma en la que Lisbeth de deshace de sus esbirros es de heroína de Marvel. Y el final feliz es forzado e incomprensible, en cuanto al hecho de que es contrario a todo lo que conocemos acerca de Lisbeth. Y sin embargo, si consigues dejar de lado todo esto y creértelo, podrás disfrutar de un ritmo trepidante, que es en parte lo que uno busca cuando se acerca a esta saga.