La Mondaine 2, de Zidrou y Jordi Lafebre

01203450501_gHacía ya seis meses que la estaba esperando y hoy por fin la he podido leer. ¿Os acordáis de lo mucho que me gustó la primera parte de La Mondaine y de cómo de impaciente me quedé por leer la segunda parte? Pues desde finales de noviembre ya la podemos encontrar La Modaine 2, de Zidrou y Jordi Lafebre, en las librerías.

La verdad es que he tenido que releer la primera parte porque me he dado cuenta de que tenía una idea demasiado general sobre la trama y me había olvidado de algunos personajes. Si no habéis leído la primera parte, no leáis esta reseña, leed la que corresponde a la primera parte, que está libre de spoilers. Eso sí, os digo desde ya que os agenciéis ambos tomos estas Navidades.

La historia se ambienta en el París de la Segunda Guerra Mundial. En el primer tomo conocimos a Aimé, un joven policía que se traslada a la brigada de represión del proxenetismo, conocida como la mondaine. El mundo no tardará en arrancarle la venda de los ojos al inocente Aimé, quien pronto descubrirá que la mondaine y sus miembros no son precisamente un ejemplo de moralidad. Como dice uno de los policías:”Si les pides a unos críos que vigilen una tienda de chucherías, que no te extrañe que de vez en cuando metan la mano en el tarro”. De hecho el propio Aimé irá descubriendo sus propia sexualidad e irá desatando, no sin dificultades, los nudos que le reprimían.

Es este segundo libro, han pasado algunos años y la represión sexual y moral se mezcla con la miedo provocado por la invasión nazi. Todo se vuelve más crudo. El momento más dramático quizá es el relacionado con la Redada del velódromo de invierno, un hecho real que tuvo lugar en Francia la noche del 16 al 17 de julio de 1942, en el que 12.884 judíos fueron arrestados, para posteriormente ser deportados a campos de concentración. Los protagonistas de la historia, al ser policías se ven obligados a participar activamente en esta redada. Vemos su miedo, su frustración y su rabia ante algo que les viene demasiado grande.

Esta novela gráfica es toda una obra de arte. El guión y el dibujo se compenetran y complementan de forma excelente, mostrándonos un drama fruto de las miserias humanas en una época asfixiante.

la mondaine 2_banner_libro físico

Anuncios

La Mondaine 1, de Zidrou y Jordi Lafebre

La MondaineHoy vengo a hablaros de uno de los cómics que compré en el Salón del Cómic. Se trata del primer volumen de La Mondaine, de Zidrou y Jordi Lafebre, una obra que constará de dos volúmenes, publicada en España por Norma. La novela gráfica se ambienta en el París de posguerra y retrata las miserias de sus habitantes a través de la Mondaine (la mundana), la brigada policial que persiguió la prostitución en el París de la mitad del siglo XX.

Aimé Louzeau es un joven inspector que acaba de trasladarse de la policía criminal a la Brigada de Represión del Proxenetismo. Viene un día antes de lo previsto para empezar a “empaparse del ambiente”. Su jefe enseguida se lo advierte: “¡Pues “empápese”! Pero se lo advierto: huele bastante a bidé sucio.” Pronto se da cuenta de que no todo es blanco o negro, de que el crimen y la persecución del mismo son dos caras de una misma moneda y de que la corrupción surge en los lugares más insospechados. El peligro está más cerca de lo que uno imagina.

Estamos ante un cómic crudo, con toques de humor muy divertidos. Los dibujos son muy expresivos y el color se usa de manera impecable. Predominan los marrones y los azules, creando un ambiente de decadencia que le va muy bien a la historia que se pretende contar.

Como he dicho, ésta es la primera parte. Al terminar el cómic me he quedado con ganas de más y he hecho una búsqueda rápida para ver cuándo está previsto que salga la segunda parte. He averiguado que la versión francesa sale en agosto, pero de la española no he encontrado nada. He preguntado a Norma vía Twitter  para cuándo tendremos la segunda y me han dicho que para finales de año si no hay imprevistos. Qué le vamos a hacer… tocará morderse las uñas hasta entonces.

 

La Mondaine

 

La Parisina. Guía de estilo de Inès de la Fressange con Sophie Gachet

La parisina

Hace algunos años, el diario  Le Figaro hizo una encuesta para elegir a quien pudiera ser, según los propios franceses, la parisina por excelencia. Inès de la Fressange, la primera modelo que tuvo un contrato de exclusividad con una marca –ni más ni menos que Chanel – fue la ganadora de tal honor. Actualmente Inès se dedica a prestar servicios de consultoría a empresas de moda e incluso ha diseñado algunas prendas en colaboración con Jean Paul Gaultier. Pero Inès sabe que no hace falta ser rica para ser una auténtica parisina, elegante y con clase, y eso es lo que nos explica en su guía de estilo: La Parisina.

Éste no es un libro sobre moda y tendencias, sino que es un manual en el que nos explica cuales son las prendas básicas que debemos tener en el armario para salir airosas de cualquier situación. Todas estas prendas están disponibles para todos los bolsillos. Lo único que debemos saber hacer es combinarlas con accesorios que les den el toque final que necesitamos.

Los consejos de Inès se podrían resumir en las siguientes cinco frases. Huye de los conjuntos y de seguir las tendencias a rajatabla. Nunca debe notarse que te has pasado horas arreglándote aunque así sea. Debes ser siempre consciente de tu edad y saber que a partir de los 40, una sonrisa es tu mejor aliado. Unos dientes limpios y cuidados son el mejor truco de belleza. Y, sobre todo, no hacer caso al 100%  de ninguna regla, ni siquiera las suyas. Todos estos consejos se pueden reducir a uno sólo: mantén la seguridad en ti misma y siéntete cómoda con lo que lleves.

Los consejos están escritos (en colaboración con la periodista Sophie Gachet) de forma divertida y amena y acompañados de fotografías de su hija Nine d’Urso y de dibujos de la propia Inès. La edición de Grijalbo es espléndida: con unas tapas que recuerdan a una libreta de Moleskine, unas hojas gruesas y unas fotografías de gran calidad.

El libro de Inès de la Fressange no trata sólo de moda y belleza, sino que también de París, sus tiendas favoritas y sus rincones más secretos. Sus recomendaciones de hoteles, restaurantes y originales recorridos por la ciudad hacen de este libro no sólo una guía de estilo, sino también de viaje, imprescindible para aquellas “parisinas” nacidas fuera de París.

Aunque los asuntos relacionados con la belleza y la moda suelen ser catalogados como frívolos, pienso que éste es un libro diferente, que vale la pena por venir de quien viene y por el mensaje que da: que debemos querernos a nosotros mismos y no perder el sentido del humor, que debemos valorarnos y sacarnos partido sin importar lo que nos digan las revistas de moda o cualquiera que quiera imponernos un estilo en concreto. Inès sabe acercarse a la mujer normal, insegura y de economía limitada para decirle que también ella puede ser una parisina chic.