El vigilante, de Peter Terrin

El-vigilante-Peter-Terrin-201x300Creo que nunca antes había leído una historia tan inquietante como ésta. El vigilante, de Peter Terrin (Rayo verde) es una novela que consigue al 100% su objetivo: ponernos muy nerviosos y, a la vez, mantenernos pegados a sus páginas.

La historia se desarrolla en un momento indeterminado, suponemos que un futuro distópico, en el que dos vigilantes de un edificio de lujo viven en su puesto de trabajo: el aparcamiento. No saben exactamente hasta qué punto la empresa controla cada uno de sus movimientos, no tienen ningún contacto con el exterior y no se les permite relacionarse con los residentes. Así que Michel y Harry se encuentran solos, con sus pensamientos y las reflexiones del otro.

De pronto, uno a uno, todos los inquilinos del edificio menos uno salen y no vuelven. La tensión aumenta. No saben si ha ocurrido algún tipo de desgracia fuera o si la empresa les está poniendo a prueba de cara a un posible ascenso. Después de todo, ellos merecen estar en la élite… ¿no? El encierro, el miedo y la soledad los llevarán al desconcierto, el desamparo y la paranoia.

Los dos personajes viven aislados del mundo, pero es que ni siquiera entre ambos, aunque pasen todo el día juntos, existe una relación estrecha. Existe un cierto compañerismo, que en el fondo no es más que una obligación social. Los secretos los hacen más débiles. La uniformidad y la monotonía les embota la cabeza hasta hacerles rozar en ocasiones la locura.

La tensión de este libro no se debe a un ritmo cuidadamente vertiginoso, sino todo lo contrario: la quietud es lo que crea esta tensión. Es una quietud de animal que se siente preso, una quietud miedosa, angustiosa y sudorosa. Inaguantable. La desinformación en la que viven los dos vigilantes los lleva a sacar conclusiones, creérselas y desmentirlas continuamente, en círculo.

el vigilante_banner_libro físico el vigilante_banner_libro electrónico

Nadie nada nunca, de Juan José Saer

Nadie nada nunca¿De cuántas formas distintas puede ser contado un hecho? Como mínimo, tantas como puntos de vista, testigos o participantes, haya sobre este hecho. Esto es lo que trata de indagar Juan José Saer en Nadie nada nunca, que edita de forma impecable Rayo Verde.

En el libro no pasa mucho y a la vez ocurren muchas cosas. Es verano y el calor y la sequía asfixian el pueblo de Argentina donde ocurre la acción. En medio de esta atmósfera desesperante, aparece un asesino en serie de caballos, que deja a los habitantes de la zona tan descolocados como al lector. A Gato Garay, que vive algo apartado del resto, se le confía el cuidado de un caballo, para protegerlo del asesino. La historia,que toma tintes de novela policíaca y erótica, sin ser ni una cosa ni otra, se nos cuenta en primera persona, en tercera, tomando primero a un personaje como protagonista, luego a otro, etc.

No quiero engañar a nadie: leer este libro me ha costado mucho. Tedio es la sensación general que produce, pero no porque esté mal escrito, sino todo lo contrario. Porque precisamente esto es lo que pretende el autor. La historia no sólo no avanza, sino que se detiene, vuelve atrás y se repite. De hecho, lo importante no es lo que ocurre, sino como está contado. Y aunque reconozco el enorme talento narrativo de Juan José Saer, lo cierto es que el hecho de ir leyendo páginas y que no pase nada me angustia por la gran concentración que requiere por mi parte. Me ha agotado la paciencia. Leerlo y terminarlo ha sido todo un desafío que tan sólo he disfrutado en momentos muy concretos.

Es un texto muy descriptivo. Cada canto de la naturaleza, cada corriente de aire, cada gota de sudor, cada movimiento de la cola del caballo y cada ruido de coche es descrito minuciosamente desde diversos puntos de vista. La desidia, la repetición, la monotonía y el bochorno veraniego empapan toda la obra.

El libro requiere mucha concentración y es fácil que la mente se te vaya hacia otro lado, por lo que se lee con cierta dificultad. Creo que este no era mi momento para este libro, así que me lo apunto para volverlo a leer de aquí a unos años, con más paciencia. Desde luego, no es un texto para cualquier tipo de lector. Si eres de los que sabe apreciar la forma y la estética por encima del contenido, adelante. Te encontrarás con un libro excelentemente escrito y quedarás prendado con las imágenes que describe tan minuciosamente.

Nada nadie nunca_banner_libro físico

10 libros que compraría en julio si fuera rica

Ahora sí que sí: el verano ya está aquí y muchos estáis ya de vacaciones. Muchísimos otros estáis contando los días que faltan para comenzarlas. Sea como sea, es tiempo de un descanso bien merecido. Y qué mejor que aprovechar el tiempo para leer todos esos libros que el ritmo que llevamos el resto del año no nos deja disfrutar. Ésta es la lista de libros que me gustaría leer este mes.

 

1. Nadie nada nunca, de Juan José Saer

Nadie nada nunca

¿Cuán compleja puede ser la realidad? La multiplicidad de puntos de vista puede ayudar en la comprensión del mundo que nos rodea, en esta novela Saer nos regala su capacidad de observación y nos permite examinar la existencia desde diferentes perspectivas.

Un verano sofocante, junto al río, un tiempo y un lugar propicios para la sensualidad y el crimen. El temor a que llegue la muerte, encarnada en los asesinatos a sangre fría de unos caballos. Un relato que fluye, se para, y vuelve a fluir.

Saer consigue trasladarnos al margen del tiempo y del espacio, a una percepción diferente de la realidad, usando con maestría el lenguaje y elevando el acto de escribir más allá del suspense y la reflexión.

 

2. El canto del cuco, de Robert Galbraith

El canto del cucoUna joven modelo con problemas emocionales cae desde su balcón de Mayfair en plena noche. Su cuerpo yace en la calle nevada. Todo el mundo asume que ha sido un suicidio, excepto su hermano, que contrata los servicios del investigador privado Cormoran Strike para que se encargue del caso.

Veterano de guerra con secuelas físicas y psicológicas, la vida de Strike es un desastre. El encargo le da cierto respiro económico, pero cuanto más profundiza en el complejo mundo de la modelo, más oscuro parece todo y más se acerca Strike a un gran peligro.

Un elegante misterio impregnado de la atmósfera de Londres, desde las calles más selectas de Mayfair hasta los pubs ocultos del East End o el bullicio del Soho.

 

3. La mujer del viajero en el tiempo, de Audrey Niffenegger

La mujer del viajero en el tiempoUna fascinante y muy poco convencional historia de amor: Henry es bibliotecario y padece una extraña disfunción genética que le hace viajar involuntariamente en el tiempo; Clare, su mujer, es artista. Su amor es apasionado y solo aspiran a llevar una vida normal. Sin embargo, los viajes al pasado y al futuro de Henry, que a veces producen situaciones comprometedoras y otras divertidas, son un desafío a su relación. Una novela que invita a pensar en la perdurabilidad del amor y el paso del tiempo, en la emoción irrepetible de las primeras sensaciones, tanto en una relación como en la vida. Una lectura que, llevando de la sonrisa a la emoción, conmueve. Y una historia original e inolvidable.

 

4. Un monstruo viene a verme, de Patrick Ness

Un monstruo viene a vermeSiete minutos después de la medianoche, Conor despierta y se encuentra un monstruo en la ventana. Pero no es el monstruo que él esperaba, el de la pesadilla que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el arduo e inacabable tratamiento. No, este monstruo es algo diferente, antiguo… Y quiere lo más peligroso de todo: la verdad.

Maliciosa, divertida y conmovedora, Un monstruo viene a verme nos habla de nuestra dificultad para aceptar la pérdida y de los lazos frágiles pero extraordinariamente poderosos que nos unen a la vida.

 

5. La edad de los milagros, de Karen Thompson Walker

La edad de los milagrosLa que habla es Julia. Tiene once años y hasta hace muy poco tiempo solo nos habría contado cosas del colegio, de sus padres, de la complicidad con su única amiga, de ese chico, Seth, que le provoca un hormigueo especial.

Pero hoy tiene algo diferente que decirnos. Hoy, ella y su familia se han despertado con una alarmante noticia: la rotación de la tierra de pronto se ha ralentizado, y los días y las noches han empezado a alargarse. Pronto los relojes no servirán de nada. El mundo está cambiando, y aunque ni ella ni nadie saben lo que va a pasar a partir de ahora, todos intuyen que el futuro será distinto. Extraño. Perturbador. Aceptar la realidad y aferrarse a la vida, tal cual Julia la conoce, es la única manera de sobrevivir.

A través de la voz inocente de una niña que lucha por su felicidad, Karen Thompson Walker consigue sumergirnos en ese presente sin futuro, inquietante y extrañamente cotidiano, y nos hace cómplices de sus anhelos y de sus miedos, de sus preguntas y de sus esperanzas.

 

6. El bosque de los corazones dormidos, de Esther Sanz

El bosque de los corazones dormidosTras la muerte de su abuela, Clara se ve obligada a dejar Barcelona para trasladarse a Colmenar, un pequeño pueblo de montaña donde reside el único familiar que le queda con vida. Apenas se conocen, pero tendrán que convivir un año entero, hasta que Clara cumpla los dieciocho.

Lejos de su casa y de su mundo, Clara deberá enfrentarse a sí misma y a sus propios fantasmas, y mientras desentierra viejos secretos familiares, dos chicos totalmente diferentes, Braulio y Bosco, despertarán a la magia de su corazón dormido… con consecuencias imprevisibles.

 

7. El gato que venía del cielo, de Takashi Hiraide

El gato que venía del cielo

 

Una casa y un jardín tocados con la gracia de una belleza de otro tiempo. Una pareja que se refugia en su nueva vida lejos de la agitación de Tokio. Un gato enigmático que entra de improviso en su cocina y decide adoptarles como dueños, convirtiéndose en el centro de una intriga sutil.

 

8. Los cuerpos extraños, de Lorenzo Silva

Los cuerpos extrañosMientras pasa el fin de semana en familia, el brigada Bevilacqua recibe el aviso de que el cadáver de la alcaldesa de una localidad levantina, cuya desaparición había sido previamente denunciada por el marido, ha sido hallado por unos turistas en la playa. Para cuando Bevilacqua y su equipo llegan y se hacen cargo de la investigación, el juez ya ha levantado el cadáver, las primeras disposiciones están tomadas y se está preparando el funeral.

El lugar es un avispero en el que se desatan todo tipo de rumores sobre la víctima, una joven promesa que venía a romper con los modos y corruptelas de los viejos mandarines del partido y que apostaba por renovar el modo de hacer política. Además, el descubrimiento de su agitada vida sexual, que puede calificarse de todo menos insípida, arroja sobre el caso una luz perturbadora.

Pero no hay mucho tiempo para indagar y en esta ocasión Bevilacqua y Chamorro deben apresurar una hipótesis en un fuego de intereses cruzados, en el que la causa de la joven política es también la causa de la integridad personal, de la que el país entero parece haberse apeado.

 

9. En la guarida del zorro, de Charlotte Link

En la guarida del zorroVanessa Willard necesitaba bajarse del coche y disponer de unos minutos de calma y aire fresco. Mientras, Matthew, su marido, se aleja para dar un paseo con su perro.

Absorta en sus pensamientos no se da cuenta de que alguien está observándola. Y, antes de que pueda reaccionar, es atacada por un extraño que la obliga a entrar en una furgoneta cercana. La lleva hasta una cueva donde la intimida para que se meta en una caja. Ella obedece aterrada sin saber que su secuestrador sellará la caja con clavos y la dejará allí sola hasta que su marido pague el rescate. Sin embargo, antes de que pueda ni siquiera escribir la nota, es arrestado por otro crimen.

Vanessa es abandonada a su suerte con agua y comida para una semana, si no se asfixia antes. Ni siquiera hay pistas. Su única esperanza es el mismo hombre que la secuestró, un hombre al que le perseguirá su crimen hasta mucho después de rehacer su vida.

 

10. Ciudades de papel, de John Green

Ciudades de papelEn su último año de instituto, Quentin no ha aprobado ni en popularidad ni en asuntos del corazón… Pero todo cambia cuando su vecina, la legendaria, inalcanzable y enigmática Margo Roth Spiegelman, se presenta en mitad de la noche para proponerle que le acompañe en un plan de venganza inaudito. Después de una intensa noche que reaviva el vínculo de una infancia compartida y parece sellar un nuevo destino para ambos, Margo desaparece dejando tras de sí un extraño cerco de pistas.

Con un estilo único que combina humor y sensibilidad, John Green, el autor de Bajo la misma estrella, teje una emotiva historia a la que da vida un inolvidable elenco de personajes. Ganadora del prestigioso premio Edgar, Ciudades de papel aborda los temas de la amistad, el amor y la identidad para plantearnos una pregunta: ¿vemos en los demás, y en nosotros mismos, solo aquello que queremos ver?

 

Diez gansos blancos, de Gerbrand Bakker

Diez gansos blancosDiez gansos blancos es una novela especial, muy distinta a lo que estamos acostumbrados. El autor es el holandés Gerbrand Bakker y nos lo trae a España la editorial Rayo Verde.

Estamos ante una novela realista. La protagonista es una mujer holandesa, adulta, solitaria y taciturna que se traslada a una granja de Gales. Las razones de su huida son todo un misterio. Enseguida nos damos cuenta de que es un personaje cargado de fobias y heridas de las que desconocemos el origen, por lo que se nos hace muy interesante. Ésta es una novela de misterio, pero el misterio no se encuentra en el mundo exterior, sino en el interior de la protagonista.

Baker nos habla de un paisaje aparentemente bucólico, en el que introduce una extraña inquietud mediante elementos intrigantes como la desaparición paulatina de los gansos de la finca, un tejón que sale de día y unos vecinos amables y hostiles al mismo tiempo. Un halo desagradable e indescriptible lo envuelve todo. El mundo puede ser mucho más que lo que vemos a simple vista: cada objeto y cada rincón se carga de simbolismo.

De la nada aparece Brawden, un chico que viene de paso y se queda una noche, para ya no irse nunca más. Con la llegada del chico, las máscaras de la protagonista irán cayendo una a una e iremos descubriendo sus miedos y sus motivaciones, o desmotivaciones. Aunque nunca la llegamos a conocer del todo, podemos observar los intrincados laberintos de su mente y explorar los límites de su locura y su lucidez.

El ritmo es lento y fluye de forma tranquila. Tenemos la sensación de que no ocurre gran cosa, pero aún así nos quedamos enganchados al libro, intentando descubrir el misterio que esconde la mente de esta mujer. La información se nos da en pequeñas dosis, pero poco a poco vamos sabiendo más cosas sobre su vida, su trabajo, su marido y su familia. Esto forma un conjunto de pequeñas piezas que el lector debe unir para sacar sus propias conclusiones. Lo que se dice es en realidad una pequeña parte de la historia y lo que no se dice cobra mucha importancia. Nosotros somos los que debemos completar los huecos y los silencios.

La protagonista es irrepetible y, por ende, la novela también lo es. La prosa es evocadora, tranquila, alejada de melodramas y lagrimones fáciles. Triste y fría. Sutil. Relajante. El libro relata sutilmente el viaje interior de la protagonista, a la que intentamos comprender. No es fácil: el libro merece ser leído y releído, prestando atención para desenredar la maraña de silencios, mentiras y verdades que se nos presentan casi de forma idéntica ante nuestros ojos.

Os dejo el booktrailer: