10 libros que comparía en noviembre si fuera rica

Ya estamos en noviembre y ha pasado ya una de las fiestas más divertidas del año. Todos los santos, la castanyada, Halloween,… sea lo que sea lo que celebres, como si lo haces todo junto, espero que hayas pasado un buen día. A mí estas fiestas me gustan, además, porque siempre vienen acompañadas del Salón del Manga, que espero con mucha ilusión. Este año por lo visto, han tenido problemas con las colas y se les ha ido de las manos, por lo que para el año próximo buscarán un espacio aún mayor. Yo he ido esta mañana y no he tenido problemas para entrar, si bien es cierto que he ido a la hora de abrir (y que el domingo suele ser el día que va menos gente).

La lista de este mes será de cómics japoneses:

1. El libro de los insectos humanos, de Osamu Tezuka

El libro de los insectos humanosToshiko Tomura está considerada como un genio, un moderno Da Vinci. Con poco más de 20 años, es una actriz de renombre internacional, futura arquitecta y está a punto de recibir el premio literario más importante de Japón. Sus actividades se reflejan en los titulares de los periódicos e inspiran programas de radio y televisión. Pero ese genio y ese rostro angelical esconden un pasado turbio y una personalidad inquietante, la de una peligrosa mariposa en perpetua metamorfosis.

Es probable que Osamu Tezuka sea más conocido fuera de Japón por ser el creador de Astroboy, pero seguramente sus thrillers son sus mejores obras. El libro de los insectos humanos es una de las primeras novelas gráficas, destinadas a un público adulto, que escribió y dibujó. Su protagonista, Toshiko, es una solitaria mujer fatal dispuesta a que el mundo le dé todo lo que se proponga. Su capacidad para la imitación le permite aferrarse a gente con talento para extraer de ellos todo lo que le interesa.

 

2. Una vida errante, de Yoshihiro Tatsumi

Una vida erranteYoshihiro Tatsumi es una figura seminal en la historia del cómic japonés, cuya obra goza de reconocimiento mundial. Es el padre del gekiga, un tipo de cómic diferente, más culto y literario que la mayoría de los mangas de su época, y que puede considerarse el equivalente de la actual novela gráfica. Una vida errante ofrece un relato en dos tomos y en primera persona de la evolución del manga desde que era considerado una “cosa de niños” hasta que se convierte en una parte vital del paisaje cultural japonés.

Tatsumi invirtió once años de su vida en la elaboración de esta monumental obra autobiográfica (los dos volúmenes suman 850 páginas en total), comenzando por sus experiencias infantiles en Osaka y pasando por su adolescencia y juventud en un Japón abrumado por las sombras de la Segunda Guerra Mundial.

A través de su álter ego, Hiroshi, Tatsumi muestra el deteriorado matrimonio de sus padres, la frágil salud de su celoso hermano y las numerosas trampas a las que debe enfrentarse en el competitivo mundo del mercado del manga en el Japón de mediados del siglo XX. Una vida errante es un libro personal y apasionado, pero también es una obra ambiciosa sobre una persona y un país en transición.

 

3. Cuentos del Japón oculto, de Sachiko Ishikawa y Laura Garijo

Cuentos del Japón oculto

Antología de relatos de terror ilustrados que giran en torno a fantasmas japoneses. La mitología japonesa es rica en elementos sobrenaturales de matices sintoístas desconocidos para occidente.

Laura Garijo ilustra una serie de encuentros entre personajes de nuestro mundo y seres del inframundo japonés, narrados por Sachiko Ishikawa.

 

4. Bride Stories, de Kaoru Mori

Bride StoriesLa vida de las tribus que habitaban las estepas centroasiáticas del S. XIX no era fácil: el lento pero seguro avance del progreso pone en peligro estilos de vida milenarios y crea innumerables conflictos. Este preciosista manga de Kaoru Mori nos adentra en esa época de la mano de Amira y Karluk , un joven matrimonio que empieza su vida en común.

 

5. La tragedia de P, de Rumiko Takahashi

La tragedia de P

Pequeñas píldoras de encanto 100% Takahashi que causarán furor entre losaficionados a la obra de la reina del Manga. La tragedia de P recopila 6 historiascortas llenas de personajes tan parecidos a nosotros que nos dan tristezay ganas de vivir al mismo tiempo, mezclados en el absurdo cotidiano.

 

6. Takemitsu Zamurái, de Taiyou Matsumoto e Issei Eifuku

Takemitsu ZamuráiUn humilde barrio de trabajadores de Edo está perplejo por la llegada de un nuevo vecino. Sôichirô Senô es un rônin -un samurái sin señor- por demás extraño. En lugar de la tradicional katana de acero lleva una de bambú, y dedica sus días a vagar por las calles y contemplar la naturaleza.

¿Quién es Sôichirô Senô?, se pregunta todo el barrio, mientras sus días se complican por la llegada de un joven aristócrata con tendencias violentas y una serie de asesinatos de prostitutas que la policía no logra controlar. Sólo Kankichi, un niño que pronto se convierte en el mejor amigo del curioso samurái, sabe algo más. Él es el único que puede ver el demonio que Sôichirô Senô lleva dentro.

 

7. Héroes anónimos, de Hiroshi Hirata

Héroes anónimos

Héroes anónimos es la recopilación en libro de una serie de historias cortas firmadas por maestro del manga histórico Hiroshi Hirata. Para realizarlas, el sensei Hirata investigó exhaustivamente la vida de personas reales que vivieron en el Japón feudal, mietiéndose así en la piel de un grupo de héroes cuyos nombres no figuran en los libros de historia.

 

8. Tokio Style, de Moyoco Anno

Tokio StyleTokio Style es una comedia de la polifacética Moyoco Anno, en la que nos cuenta las peripecias de Hiroko Matsukata, aplicada y atractiva redactora de 28 años en una revista semanal de Tokio, asediada por el estrés del mundo moderno. Independiente, fumadora, con mala alimentación y peor sexo, se convierte en una auténtica “workaholic”… ¿Qué ocurre cuando el trabajo ocupa todas las demás facetas de la vida? Ésa es la cuestión que plantea Tokyo Style: algo así como qué ocurriría en Sexo en Nueva York si no hubiera sexo ni Nueva York.

 

9. No soy un ángel, de Ai Yazawa

No soy un ángel

Planeta DeAgostini Cómics te trae una nueva historia de Yazawa, No soy un ángel (Tenshi nanka ja nai), que de nuevo gira en torno a sus temas más habituales: la adolescencia, el amor y otras emociones propias de la edad… Con mucho humor y, como es característico en ella, con un inigualable toque de moda y modernidad.

 

10. Eagle, la forja de un presidente, de Kaiji Kawaguchi

Eagle, la forja de un presidenteInteligentísima novela gráfica de ficción política que se ha comparado con la aclamada serie de televisión El ala Oeste de la Casa Blanca, y cuyo protagonista es un senador asiáticoamericano que decide participar en la carrera presidencial por el Partido Demócrata en las elecciones de 2000 en Estados Unidos. Para darle mayor realismo a la obra, Kawaguchi se inspiró en personalidades políticas del momento para construir a algunos de sus personajes: el presidente Bill Clydon (Bill Clinton), el vicepresidente demócrata Al Noah (Al Gore) o el asesor de campaña George Tuck (Dick Tuck).

Sin embargo, y por esas casualidades de la vida, es un personaje de ficción el que parece sacado directamente de la realidad. Y es que las similitudes entre el protagonista, el senador Kenneth Yamaoka, y Barack Obama son asombrosas. Eagle cuenta en su haber con cinco nominaciones a los premios Eisner, los galardones más importantes del cómic en Estados Unidos.

8 comentarios sobre “10 libros que comparía en noviembre si fuera rica

  1. Muy acorde al salón del manga. Yo también necesitaría ser rica, tengo una lista de espera de libros que da miedo. Probaré suerte con la lotería, pero no confío demasiado en ello, si toca (pero tocar de verdad, eh) te mando alguno de esos libros, ¿te hace?

    Me gusta

  2. Pues yo también fui el domingo pero me resultó imposible entrar, no eran ni las diez de la mañana (hora de apertura) y ya se anunciaban más de tres horas de cola. Afortunadamente, aprovechamos que era primer domingo de mes y pudimos entrar gratis al MNAC.
    Espero que el próximo año el acceso sea mejor.

    Me gusta

      1. Ah, claro. Yo ya venía con la entrada comprada por ticketmaster. Creo que sólo he comprado entrada en taquilla el primer año que fui. Eso sí, te cobran un euro y medio de gastos de gestión, pero me ahorro nervios y cansancio de hacer las dos colas.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s