Como pompas de jabón, de Carlos Ollero

Como pompas de jabónLas pompas de jabón danzan en el aire como pequeños planetas independientes que no saben cuánto tienen en común. Se cruzan, se separan, se alejan y vuelven caprichosamente al ritmo que marcan el aire y el azar. Ésta es seguramente la idea que tenía en mente Carlos Ollero cuando puso el título Como pompas de jabón al conjunto de relatos que forman el primer libro publicado por la editorial Adeshoras.

Carlos Ollero escribió varios cuentos y, tras hacerlo, se dio cuenta de que todos ellos formaban parte de un mismo universo, que los personajes parecían vivir en una misma ciudad en un tiempo parecido. Y entonces terminó de darles unidad haciéndoles cruzarse casualmente en el metro, en la calle, en un bar, en la vida. El libro se estructura como un conjunto unitario, organizado en cuatro apartados y en diecinueve cuentos, todos ellos seguidos de un poema o de un microrelato que sirve de conclusión o de bisagra con el siguiente.

Los personajes suelen ser individuos solitarios inmersos en sus propias vidas, en sus conflictos, reflexiones, luchas y decisiones. Algunas situaciones son extrañas, como la de la mujer que arrastra por media ciudad una pesadísima figura de cartón a tamaño real de su ídolo para poder tener a alguien con quien conversar en casa. Otras son cotidianas: aquel amor no correspondido de infancia al que creías haber olvidado y que vuelve para terminar con la estabilidad que habías creado a tu alrededor. Otras son trágicas: un niño muerto en un bombardeo de la Guerra Civil marca para siempre al hermano.

Los personajes se cruzan casi sin darse cuenta, de la misma forma que nosotros nos cruzamos cada día con miles de personas a las que no prestamos atención. Los cuentos son evocadores y envolventes. El dinamismo se mezcla con el estatismo; la narrativa, con la poesía; el pasado, con el presente; unas vidas, con otras. Estamos ante un libro de relatos que no son islas que sólo comparten un espacio, sino que han sido hilvanados para formar una obra unitaria, pensada y trabajada. Y, aunque en un principio no fueron escritos como una unidad, la verdad es que tienen más sentido así, todos juntos.

Anuncios

4 comentarios sobre “Como pompas de jabón, de Carlos Ollero

  1. Gracias Nuria por tu reseña, me alegra que hayas disfrutado con mis Pompas. Por cierto, esa situación “extraña” de la que hablas es de las más reales. Conozco a alguien que lo hizo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s